¡Feliz día mamá!

¿Quién no ha querido alguna vez comerse a sus hijos? Ya sea por un motivo o por otro, todas las madres han pensado en algún momento en comerse a alguno de sus hijos (o, por lo menos, darles un mordisco) y que mejor que en un día tan especial como este para darles el capricho. Las galletas con fotos de sus retoños en papel de azúcar puede hacer realidad el sueño de cualquier mamá. ¡Felicidades mamás!